Maristas Ibérica

Internet está modificando la forma de leer y procesar la información de niños y adolescentes

Two pupils leaning on a pile of books while reading on touchpadDurante miles de años, los seres humanos adquirimos la información necesaria para relacionarnos con el entorno físico y con los demás, a través de la experiencia directa. La mayor parte de la información llegaba, lentamente, después de observar fenómenos y situaciones con nuestros propios ojos. El cerebro era alimentado también por relatos e informaciones procedentes de las experiencias vividas por otras personas, que trasladaban de forma verbal lo que habían visto con sus ojos, o escuchado con sus oídos. La transmisión de la información se realizaba de forma oral, con todas las ventajas e inconvenientes que esto supone, y de una forma evidentemente muy limitada y condicionada, fácil de alterar y sometida a la degeneración del mensaje propia del boca a boca. +

Share Button
Categoria: Experiencias

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*